María Tudanca, se le ve siempre al fondo de la sala tuiteando para la Fundación San Millán.

Cuna del castellano, idioma que ahora ya mayorcito duerme en cama y, aunque tiene edad para viajar solo por todo el mundo, siempre vuelve a casa, a su hogar, donde sigue agradeciendo el cuidado materno de quién le acunó: san Millán de la Cogolla y La Rioja.

María trabaja en la Fundación San Millán.

@fsanmillan