No se lo pensó dos veces la primera vez que oyó hablar de Trabalengua. Sin su apoyo, el congreso no existiría.

Cuna del castellano, idioma que ahora ya mayorcito duerme en cama y, aunque tiene edad para viajar solo por todo el mundo, siempre vuelve a casa, a su hogar, donde sigue agradeciendo el cuidado materno de quién le acunó: san Millán de la Cogolla y La Rioja.

Almudena Martínez, coordinadora de la Fundación San Millán.

@fsanmillan